Beneficios de tener un vestidor

la organización de nuestro fondo de armario se vuelve imprescindible a la hora de vestirnos con mayor eficiencia en nuestro día a día, sin sillas, camas o armarios llenos de enredos de ropa que, inevitablemente, tendrás que volver a ordenar posteriormente. Ante esto,la opción de un vestidor toma fuerza como posible solución. Normalmente, las habitaciones cuentan con los habituales armarios, los cuales son perfectos para almacenar y guardar, pero si buscamos orden para facilitar la eficiencia entonces debemos acudir al vestidor.

Lo ideal es disponer de grandes espacios para construir uno (ya sea disponiendo de una habitación contigua o cerrando una parte de la habitación o de un baño), pero no todo el mundo puede. Por eso, existen otras opciones que permiten aprovecharlos espacios para albergar pequeños vestidores. En el caso de los afortunados que cuenten con amplias superficies y una habitación expresamente destinada para ello, podrán dedicar las paredes completas a la colocación de barras donde colgar las perchas de las prendas un espejo más grande para ver como sienta la ropa.

 

Cómo elegir las puertas interiores

Las puertas interiores no solo delimitan espacios, sino que ocupan un lugar que posteriormente deberá ser tenido en cuenta a la hora de disponer visualmente los objetos decorativos. Acertar con el material y el acabado adecuados sí sigue siendo sumamente importante para el resultado final de la decoración de nuestro hogar, pero no es lo más importante a la hora de elegir puertas interiores.

Debemos tener muy en cuenta las necesidades de los habitantes de ese hogar, la frecuencia de uso (que puede hacer algunos sistemas de apertura como los plegables especialmente sensibles) y saber si se va a necesitar que aisle del ruido o solo nos hace falta para que dé intimidad.

Ideas para puertas interiores

No se necesita la misma puerta para la cocina, un dormitorio en la zona privada de la casa o el baño de invitados. Tampoco es igual elegir las puertas de interior que la puerta de acceso desde la calle o la que la que da a un jardín, balcón o patio.

Antes se elegía un modelo de puerta y, salvo necesidades muy especiales de una habitación todas las de la casa tenían el mismo modelo. En la decoración actual no tiene por qué ser así.

La primera opción para las puertas, tanto si queramos conseguir un estilo vanguardista o clásico, es la madera. Las diferentes maderas con sus particulares colores, veteados y propiedades pueden satisfacer cualquier necesidad decorativa y los nuevos acabados y tratamientos las hacen altamente resistentes.

Las puertas lacadas en blanco o en otros colores sin tener la calidez de la madera, permiten una mayor variedad y juego decorativos que las hacen especialmente apetecibles en hogares con diseños modernos. Las puertas interiores con acabados brillantes, satinados, decoradas con vinilos o simulando trampantojos dejan jugar con la imaginación y variar los ambientes.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR